Resumen de libros
Los boletines mensuales
Los básicos celulares
Liderazgo pastoral
Disertacion
Asesoramiento (coaching)
Evangelismo/multiplicación
Desarrollo del liderazgo
Plantar Iglesias Nuevas
Tutorials
Iglesia celulares internacionales

Iglesias celulares internacionales

América Central y del Sur

América Latina: Dirigiendo el Camino en el Ministerio Celular

Revista de la Iglesia Celular, 1997,

por Joel Comiskey

Cuándo usted piensa en las iglesias celulares más conocidas en el mundo, ¿qué países vienen a su mente? ¿Corea? ¿Singapur? ¿África? ¿Pensó en algún país en América Latina? Probablemente no. Sin embargo, algunos de los modelos celulares más emocionantes y fructíferos hoy día se encuentran justo en nuestro propio barrio—América Latina.

IGLESIAS CELULARES PROMINENTES EN AMÉRICA LATINA

En marzo de 1997, Ralph Neighbour y yo visitamos la Misión Carismática Internacional en Bogotá, Colombia. ¡La atmósfera es electrizante! Hay un movimiento imponente del Espíritu de Dios presente en esta iglesia, y los 10,000 grupos celulares son el canal que Dios está usando para penetrar en cada rincón de Bogotá. En frente del santuario, enormes afiches declaran el enfoque: “La meta de nuestra iglesia: ¡30,000 grupos celulares para el 31 de diciembre de 1997!” Hasta ahora ellos han cumplido sus metas. ¡Con un crecimiento tan rápido, esta iglesia pronto superará el número de los grupos celulares en la Iglesia del Pleno Evangelio Yoido en Seúl, Corea! Otro modelo latinoamericano emocionante es La Misión Cristiana Elim en San Salvador, El Salvador. Su compromiso increíble de alcanzar a las masas se ve todos los domingos mientras más de 600 autobuses transporta a los miembros celulares a los cultos de celebración (éstos son autobuses de la ciudad que son alquilados por los grupos celulares). Cuando yo estuve presente en octubre, 1996, había 116,000 personas asistiendo a 5,300 grupos celulares. ¡Estaba asombrado de ver a cada persona contada meticulosamente y en la computadora el lunes por la mañana!

Estas dos iglesias dinámicas no son los únicos modelos celulares en América Latina. Como parte de mi investigación para el doctorado (Ph.D.) en la Universidad Fuller Misión Mundial, visité cinco iglesias celulares prominentes en cinco países latinoamericanos diferentes. Además de los dos mencionados más arriba, también estudié: 1. La Iglesia Amor Viviente en Tegucigalpa, Honduras: 850 grupos celulares y 7,500 asistentes el domingo 2. El Centro Cristiano en Guayaquil, Ecuador: 1,600+ grupos celulares y 5,000 asistentes 3. La Comunidad Cristiana Agua Viva en Lima, Perú: 550 grupos celulares y 6,500 asistentes el domingo.

Uno de las variables constantes que noté entre las iglesias que estudié era la influencia positiva de David Yonggi Cho y la Iglesia del Pleno Evangelio Yoido en Seúl, Corea. De hecho, la Misión Carismática Internacional y La Misión de Elim comenzaron su ministerio celular después de visitar la iglesia de Cho a mediados de 1980. sin embargo, lejos de simplemente imitar o copiar otros modelos basados en células, estas iglesias han contextualizado eficazmente el modelo celular para América Latina. Yo descubrí nuevos modelos creativos surgiendo de estas iglesias basadas en células.

MODELOS ENTRE LAS IGLESIAS CELULARES

Aunque observé más de diecisiete similitudes entre estas iglesias, había cuatro que se destacaban claramente. Primero, noté que el ministerio celular en estas iglesias es principalmente una herramienta evangelística. Estas iglesias estaban convencidas que la mejor manera para alcanzar a los perdidos para Cristo era a través de la evangelización celular. Se esperaba que las células se multiplicaran vez tras vez utilizando la red de relaciones que se expande cada vez más. ¡De mi cuestionario en la encuesta de 400+ líderes celulares (en los cinco países diferentes), descubrí que 68% habían multiplicado su grupo por lo menos una vez y que 40% habían multiplicado el grupo más de una vez! Más eficaz que la evangelización de "uno-en-uno", las células en estas iglesias funcionan como redes que se extienden por toda la ciudad. Los autobuses llevan la captura al culto de la celebración para la adoración y preparación.

Noté que estas iglesias no dudaban en fijar metas cuantificables para su ministerio celular. De hecho, algunos de ellos incluso promovió “una competencia saludable” entre los líderes. De nuevo, la pasión por los perdidos era la motivación que mantenía todo en perspectiva.

Segundo, en estas iglesias el ministerio celular era la columna vertebral. No estaban agregando simplemente el ministerio celular como otro programa. Más bien, las células eran la vida misma de la iglesia. Estas iglesias organizaron el personal pastoral, programas específicos, membresía, bautismos, ofrendas y los cultos de celebración en torno al ministerio celular. Se esperaba que todos en la iglesia asistieran a una célula. Por ejemplo, la Iglesia Amor Viviente en Tegucigalpa, Honduras, tenía estadísticas que muestran que 90% de los 7,500 asistentes en el fin de semana también participaban en un grupo celular semanal.

Tercero, estas iglesias celulares vincularon cuidadosamente el ministerio celular al culto de la celebración. En otros términos, se tomó la precaución de garantizar que las células individuales compartan la misma visión y filosofía como la iglesia madre. Para asegurar esta continuidad, en todas las iglesias las lecciones celulares estaban basadas en el mensaje del mensaje semanal del pastor titular. Por ejemplo, en la Iglesia de Agua Viva en Lima, Perú, un líder talentoso tomaba apuntes diligentes del mensaje del pastor para componer sus ideas con respecto a la lección semanal de la célula. En el Centro Cristiano en Guayaquil, Ecuador, el pastor titular prepara él mismo la lección para la célula semanal. Aunque cada iglesia usaba un método diferente, el mensaje del pastor titular siempre era el punto de lanzamiento para el tema del grupo celular.

Cuarto, en todas estas iglesias el entrenamiento de los líderes celulares recibió máxima prioridad. Aunque la extensión y el tipo de entrenamiento variaban de una iglesia a la otra, todas estas iglesias estaban obligadas a encontrar, entrenar y liberar nuevos líderes tan rápida y eficazmente como era posible. Por ejemplo, la meta declarada de la Misión Carismática Internacional es transformar a cada nuevo convertido en un líder celular dinámico. En esta iglesia, el entrenamiento incluye un retiro espiritual de dos días y un curso fundamental de tres meses para el liderazgo celular. Cuando estuve presente en octubre de 1996, 3,000 líderes celulares potenciales estaban asistiendo a los tres cursos del mes. ¡Con razón las células en esta iglesia pueden multiplicar tan rápidamente!

LECCIONES PARA EL MOVIMIENTO CELULAR MUNDIAL

Yo espero que América Latina continuara jugando un papel prominente en el movimiento celular mundial. Muchas iglesias latinoamericanas han dominado el uso del modelo celular para alcanzar a sus ciudades para Cristo. Ellos tienen mucho para ofrecer a la iglesia de Jesucristo en el mundo. Podemos aprender de su claro énfasis evangelístico, la prioridad del ministerio celular dentro de la estructura de la iglesia, el vínculo entre la celebración y la célula, y la alta prioridad puesto en el entrenamiento de los líderes. También pueden enseñarnos sobre el lugar de la creatividad en el ministerio celular manteniendo al mismo tiempo los principios fundamentales basados en las células. Recientemente la iglesia celular prominente de EE.UU., el Centro de Oración Mundial Betania, ha ajustado mucho su filosofía celular, tomando prestado ideas de uno de estos modelos latinoamericanos. Nosotros también seríamos sabios de estudiar estos modelos e incorporar algunas nuevas ideas en nuestras propias iglesias.



Para obtener más información sobre este tema: el libro de Comiskey “Passion and Persistence” (Pasión y Persistencia) explica la historia de la Iglesia Elim y los principios que han impulsado a esta iglesia a penetrar San Salvador para el Señor Jesús. Recoged la Cosecha detalla las iglesias celulares en todo el mundo. “Grupos de Doce” revela cómo la Misión Carismática Internacional en Bogotá, Colombia ha evangelizado a Bogotá para Jesús. “Cell Church Solutions” (Soluciones para las Iglesias Celulares) describe a las iglesias celulares en Norte América. Compre AQUÍ o llame al teléfono 1-888-344-CELL en Norte América.